Para los amantes de las grapadoras eléctricas

Las grapadoras eléctricas son mucho más que una herramienta de oficina o de taller, son nuestras aliadas contra el desorden y la desunión entre materiales. Son las encargadas de realizar las más perfectas e invulnerables uniones que podamos imaginar entre dos papeles o entre la tela y la madera. Si eres un amante de las grapadoras, esta es tu web. Bienvenid@.

En nuestra tienda encontrarás todo tipo de grapadoras: grapadoras de oficina, grapadoras para tapizar, clavadoras eléctricas, etc. Además, disponemos de guías con nuestra opinión y análisis más exhaustivo para comprar grapadoras baratas y tutoriales sobre cómo utilizar una grapadora para tapizar o para cualquier otro uso que podamos encontrar para estas fantásticas herramientas.

Si estás en busca de una grapadora que sea tu aliada para unir los materiales más difíciles y no sabes cuál comprar, aquí podrás encontrar la tuya al mejor precio.

 

Las mejores grapadoras eléctricas

¿Cómo elegir mi grapadora eléctrica? ¡Guía para el 2018!

Te presentamos la guía definitiva para comprar tu grapadora eléctrica. Con nuestro paso a paso comprarás la mejor calidad al mejor precio. ¡Empecemos!

PASO 1: ¿Qué uso le voy a dar a mi grapadora? ¿Para la oficina? ¿Para tapizar?

Para poder ayudarte a elegir la grapadora que mejor se adapta a tus necesidades, antes necesitamos saber para qué trabajos la vas a utilizar. Aunque todas son grapadoras y todas son eléctricas, las de oficina están destinadas a grapar papel mientras que las de bricolaje, como las famosas grapadoras para tapizar, pueden llegar a grapar en madera, en plástico o incluso en yeso.

  • Grapadoras de oficina: Se utilizan para papel en el 100% de los casos. Su tamaño es más pequeño que las grapadoras para tapizar y en casos en algunos casos pueden llegar a engrapar grupos de folios de hasta 100 hojas, una auténtica proeza en el mundo de las grapadoras de despacho.
  • Grapadoras profesionales o de bricolaje: Como habrás podido ver, en esta categoría es donde mayor variedad de modelos existe. Todo depende del uso que queramos darle a nuestra grapadora. En la mayoría de los casos se utilizan en el ámbito de la tapicería para grapar o clavar telas o cueros a la madera. Son herramientas fiables y que trabajan muy bien. Si nos vamos a otros usos profesionales, podremos ver que también se utilizan para clavar en yeso o incluso en plástico.
  • Grapadoras para cables: Estas herramientas han sido especialmente diseñadas para unir cables a otro elemento, como puede ser una pared de yeso, un tablos de madera o una pieza de plástico. La punta de la grapadora tiene una forma que envuelve el cable y permite fijar la grapa sin dañarlo.

PASO 2: ¿Grapadora o Clavadora?

¿Cuál es la diferencia entre una grapadora y una clavadora? Aunque las dos son herramientas para bricolaje tienen una diferencia bastante clara: La grapadora inserta grapas, mientras que la clavadora inserta clavos. Dependiendo de los trabajos que realices te podrá interesar más una u otra.

La grapadora está diseñada para unir dos piezas donde la primera es muy fina, de apenas unos milímetros. La grapa puede alcanzar una profundidad de aproximadamente 2 cm, de modo que la unión entre los dos materiales debe producirse en este espacio. En el 95% de los casos las grapadoras eléctricas se utilizan para unir telas, tamices, cueros, tablas o materiales de espesor similar a piezas de madera. Los profesionales de la tapicería siempre cuentan con una buena grapadora eléctrica en su caja de herramientas.

Si necesitas unir objetos donde el objeto superficial tenga un espesor mayor, tal vez te interese más una clavadora. La clavadora es capaz de insertar clavos muy profundos, lo que le permite unir piezas de gran espesor considerable. Estas herramientas se utilizan para unir piezas de madera en carpintería, por ejemplo, y no son tan apropiadas para realizar trabajos delicados como los de tapicería.

PASO 3: ¿Con cable o con batería?

Las grapadoras eléctricas con batería son las más populares. Son baterías inalámbricas que te permitirán moverte con libertad sin tener que depender de una toma fija de corriente. Muchos modelos actualmente incluyen dos baterías de litio para que puedas trabajar cómodamente sin preocuparte de recargarlas en todo el día.

La ventaja de las grapadoras con cable es que pueden alcanzar fuerzas mayores y que no pierden nivel de intensidad. Las grapadoras inalambricas acostumbran a perder algo de fuerza a medida que se consume su batería, aunque si no requieres de grandes esfuerzos de grapado ni siquiera lo notarás. Te recomedamos que compres una grapadora de cable si quieres trabajar con maderas duras o con otros materiales que requieran fuerza y firmeza en el grapado.

PASO 4: ¡Elige tu grapadora!

Ahora ya sabes todo lo que necesitas conocer acerca de las grapadoras eléctricas y cómo elegir la que más se adapta a ti. ¡Ahora solamente tienes que elegir la que más se adapte a tus necesidades y a tu presupuesto!

 

La mejor grapadoras eléctrica para bricolaje

Bosch Grapadora eléctrica PTK 14 EDT, 1000 grapas, en caja de cartón (Clavos: 14 mm, 1,1 kg)

99,95
10 Nuevo Desde 99,95€
3 Usado Desde € 63,43
Envío gratuito
Ver en Amazon
Amazon.es
A partir de diciembre 11, 2019 6:11 pm

Características

  • Incluye: Grapadora eléctrica PTK 14 EDT, 1000 grapas
  • PTK 14 EDT: la grapadora universal versátil con la máxima comodidad de manejo
  • DuoTac: posibilidad de disparar dos grapas para una mayor resistencia
  • Ajuste electrónico de la fuerza de impacto para un resultado de trabajo óptimo al utilizar distintas longitudes de grapas y tipos de materiales
  • Empuñadura antivibraciones Softgrip para un manejo seguro y cómodo
La mejores grapadoras eléctricas para oficina

Grapadora Eléctrica con Capacidad para 20 Hojas, CNASA Grapadora Electrónica Batería Automática o AC Operada Para la Oficina y La Escuela en el Hogar (enchufe de la UE incluido)

49,99
Ver en Amazon
Amazon.es
A partir de diciembre 11, 2019 6:11 pm

Características

  • Funciona perfectamente y es rápida, admite entre 20 y 30 hojas sin ningún problema para grapar
  • Funciona con pilas o para estar enchufada, la carga de grapas es suficiente para un uso normal y es muy fácil de recargar pulsando solo un botón
  • El paquete no incluye grapas, pero la medida es la normal wue suelen usar todas las grapadoras de oficina
  • Es de color negro, así que es discreto y con líneas elegantes, no destaca pero tampoco desentona en la decoración de la oficina
  • Es compacta y como puede ir con pilas puede estar en cualquier punto de la mesa, sin tener que estar atada con el cable de alimentación

 

¿Cuáles son las mejores marcas de grapadoras?

Si tienes preferencia por alguna de las marcas más conocidas, puedes acceder directamente a su catálogo de productos desde esta sección. Ahí encontrarás las mejores ofertas de grapadoras eléctricas de cada fabricante; están todos: Bosch, Parkside, Practyl, Makita, Black&Decket, Einhell, Imprenta, Skil, Rapid y muchas más.

¿Cómo funciona una grapadora eléctrica?

Las grapadoras eléctrcias son grapadoras que utilizan un pequeño mecanismo eléctrico para producir la fuerza necesaria para insertar las grapas.

Estas herramientas disponen de un elemento de percusión electromagnético que es el encargado de realizar el martilleo que empuja la grapa hacia el material en cuestión.

Dependiendo del trabajo a realizar será conveniente utilizar un tipo de grapa u otro. Por ejemplo, las grapas finas y cortas las usaremos para unir materiales de poco espesor, como el cartón, el papel o trozos de tela, mientras que las grapas estrechas las usaremos para materiales más duro y gruesos, como la madera, el plástico, el yeso o incluso ladrillo.

Es recomendable utilizar grapas con una altura 3 veces mayor que el espesor del material que deseas fijar. Fíjate siempre bien en el grosos de los materiales que deseas unir para asegurarte que la grapa llega al otro extremo con facilidad y que es capaz de clavarse en los dos materires.

¿Qué tipos de grapadoras existen?

Aunque parezca mentira, no todo son grapadoras ni todo es eléctrico. También hay otros tipos, como las grapadoras manuales, las clavadoras eléctricas o las clavadoras neumáticas.

En función del mecanismo:

  • Grapadoras manuales: Son herramientas principalmente de oficina. Algunas pueden llegar a clavar grapas realmente grandes y a unir más de 50 o 60 hojas de papel.
  • Grapadoras eléctricas: El concepto de grapadora eléctrico engloba a una gran variedad de productos tanto del sector doméstico como el de bricolaje profesional. En cualquier caso, estas herramientas son permiten grapar de forma automática dos objetos.
  • Clavadoras eléctricas: Un primo cercano de la grapadora es la clavadora eléctrica. Esta herramienta se dirige a usuarios semi-profesionales o industriales, y en lugar de unir materiales mediante grapas lo hace mediante clavos. Esto hace que la sujeción sea más fuerte. Actualmente existen muchos modelos que combinan la función de engrapado con la de clavado, lo que las convierte en herramientas muy polivalentes.
  • Clavadoras neumáticas: En casos en los que necesitamos una sujeción realmente resistente podríamos recurrir al hermano mayor de la clavadora eléctrica, la clavadora neumática. Con la clavadora neumática el clavado es firme y profundo, haciendo que no olvidenos de si el clavo se clavará en su totalidad o no. Si una clavadora neumática no consigue lograr su cometido, pocas máquinas lo harán.