Clavadoras neumáticas

La clavadora neumática es la alternativa más popular cuando las grapadoras manuales y eléctricas no son suficientes para abordar nuestras tareas de bricolaje o construcción. Y es que no hay nada que supere al incansable sistema de disparo neumático, capaz de trabajar sin descanso durante horas sin perder una pizca de rendimiento.

Las mejores clavadoras neumáticas según nuestra opinión:

La clavadora “más profesional” 

La clavadora neumática es una herramienta muy funcional y práctica para fijar materiales y elementos con clavos o grapas, los cuales se fijan gracias a la fuerza del aire comprimido con los que son disparados. 

Estas máquinas son perfectas para obtener acabados limpios y precisos. Por ello, son muy populares en el mundo de la construcción, la carpintería, la tapicería, el bricolaje y en todo tipo de talleres de remodelación o reparación. 

La clave es que son herramientas para un usuario experimentado o profesional, lo que significa que sus materiales son de alta calidad y capaces de trabajar durante horas y evitar que la máquina pueda ser un cuello de botella en nuestros trabajos. Con estas máquinas, el límite lo pones tú. 

¿Qué características tienen las pistolas neumáticas? 

Esta singular herramienta se caracteriza por: 

  • Peso promedio: 1500 gramos 
  • Dimensiones promedio: 56 x 243 x 23 mm 
  • Clavos: desde 1,2 hasta 50 mm (grosor) 
  • Grapas: desde 16 a 40 mm (grosor) 
  • Protector en la punta, para no marcar o dañar superficies 
  • Regulador de profundidad 
  • Depósito de carga visible  
  • Agarre ergonómico 
  • Presión de trabajo: entre 4,8 bar hasta 8 bar 
  • Estructura metálica, normalmente de aluminio 
  • Capacidad del cargador: 100 clavos o grapas 
  • Diámetro de manguera conectada al compresor de aire: 9,5 mm 
  • Diámetro de boquilla de salida de aire: 6,3 mm 

¿Qué tipo de clavos necesita una clavadora neumática? 

Si hablamos de grosor de los clavos, es importante considerar lo siguiente: 

  • Clavos de 1,7 mm en adelante: Normalmente están acerados y se emplean para trabajos como, por ejemplo, clavar zócalos en la pared. 
  • Clavos de entre 1,2 y 1,7 mm: Se emplean para hacer pequeñas estructuras en madera, así como en la fabricación de premarcos 

Si hablamos de los clavos más pequeños, éstos se dividen en clavos brad y pins

  • Clavos de 0,8 mm, tanto en brad como pinsSon clavos muy finos, ideales para clavar muebles, molduras en muebles y en puertas. 
  • Clavos de 0,6 mm, tanto en brad como pins: Son clavos muy finos, se utilizan para trabajos delicados de ebanistería, bricolaje y decoración de muebles. 

¿Qué ventajas tienen las pistolas de clavos? 

La gran mayoría de los modelos y marcas trabajan con clavos y grapas, con los cual dispones de un 2 en 1, sin generar gastos adicionales. Esto le confiere una gran versatilidad, puesto que puedes usarlas para trabajos de decoración de interiores, reparaciones de puertas y techos, ajustes de escaleras, fijar tablas y maderos, y hasta para revestimiento de paredes, pudiendo usar en cada momento el tipo de fijación más adecuado para lograr los acabados deseados. 

Por otro lado, su estructura ergonómica facilita el agarre, con lo cual son muy cómodas y ligeras para trabajar. Esto reduce las vibraciones y las molestias en las manos y muñecas, especialmente teniendo en cuenta que trabajamos con aire comprimido y que los disparos pueden llegar a ser de alto impacto. 

Además, son herramientas dirigidas a un público profesional, lo que obliga a los fabricantes a que los materiales sean resistentes y duraderos, evitando problemas de rendimiento o roturas tempranas como sí nos puede ocurrir con una herramienta amateur poco preparada para trabajos exigentes. 

¿Cómo funciona una pistola de clavos? 

  1. Lo primero que debemos hacer es elegir el tipo de clavo que vamos a utilizar, que dependerá de la tarea a realizar y de la información indicada por el fabricante. Normalmente el abanico de tamaños con los que pueden trabajar estas herramientas es bastante amplio, al tratarse de máquinas profesionales, aunque no está de más revisar la documentación del fabricante para comprobar que los tamaños que vamos a utilizar son los adecuados. Así nos evitamos posibles daños en la máquina. 
  1. Una vez elegido el tipo de clavo, deberemos cargar el cartucho de la pistola. Este cartucho o cámara de carga está ubicado normalmente en la parte inferior de la herramienta y tiene capacidad para unos 100 clavos y/o grapas. Deberemos asegurarnos que los clavos quedan bien colocados, que el percutor acomoda correctamente el primer clavo en la parte delantera y que el cartucho queda bien cerrado. 
  1. Luego, conectamos la pistola a la fuente de aire comprimido (compresor de aire). Para comprobar que el funcionamiento es correcto, es recomendable hacer una prueba de clavado sobre una madera que nos haya sobrado de algún trabajo anterior. Para ello, presionamos el gatillo de la pistola para que el aire expulse con toda su fuerza el clavo y éste se fije sobre la superficie de trabajo. Si el resultado es limpio y preciso, ya podemos empezar a trabajar. Si no lo es, deberemos ajustar la herramienta o la presión del compresor de aire. Si es la primera vez que utilizas tu clavadora neumática, consulta las especificaciones del fabricante para comprobar que los valores de presión tanto en el compresor como en la pistola son los correctos. 

Un aspecto que nos parece muy interesante de los modelos más actuales de clavadoras neumáticas es que incorporan un sistema de seguridad que evita disparos accidentales, lo cual nos evita posibles accidentes. El sistema consiste en que el percutor no se activa hasta que la punta de la pistola esta en contacto con la superficie de clavado. 

Esto significa que aunque pulsemos el gatillo de disparo, si no hemos apoyado la herramienta sobre la madera, no se producirá ningún disparo, lo que evita los típicos disparos al aire que son tan peligrosos. Debemos recordar que, aunque la facilidad de uso de esta pistola neumática despierta nuestra imaginación para hacer todo tipo de trabajos sofisticados, es una máquina con todas las de la ley, y hay que utilizarla con cuidado.  

¿Requieren algún tipo de mantenimiento? 

Las pistolas de clavos, como cualquier otra máquina, requiere mantenimiento, tanto preventivo como correctivo si es necesario. 

  • Una de las primeras rutinas de mantenimiento consiste en la revisión del compresor. Para ello, desconecta la manguera del compresor a la pistola. Revisa la presión, así como los niveles de aceite del motor. Verifica que todos los accesorios de la válvula estén ajustados y en buen estado. 
  • Otra tarea importante es la revisión de la manguera que va del compresor a la clavadora. Busca posibles fisuras, escapes o roturas, y si las tiene, procede a cambiar la manguera. Verifica las conexiones de aire de cada extremo de la manguera.  
  • Finalmente, revisa la pistola, para ello debes desconectarla del compresor y comprobar si hay algún atasco. Si lo hubiera, retira el clavo atascado con ayuda de un alicate. Asegúrate de que el compresor está apagado para evitar disparos accidentales. Cuando termines de usar la clavadora, guárdala en una caja en un lugar seco y fresco. 

¿Qué opinan los usuarios de las clavadoras neumáticas? 

Los comentarios positivos de los usuarios se centran en su estructura robusta de la herramienta y en la facilidad de su manejo. La posibilidad de trabajar con ella durante períodos de tiempo prolongados y el agarre ergonómico de la herramienta es otro de los temas más comentados por los clientes, que principalmente son usuarios experimentados.  

Por otro lado, los usuarios opinan de forma muy positiva sobre el rendimiento de este tipo de máquinas profesionales, que permite trabajar en entornos exigentes sin renunciar a la precisión y los buenos acabados. 

La existencia de una gran variedad de marcas y modelos en el mercado facilita la compra, ya que se ajusta a los diferentes presupuestos y ofrece a los clientes opciones distintas para elegir. 

Esto es todo. Esperamos haberte ayudado a encontrar información útil sobre las pistolas neumáticas de clavos y que puedas elegir la opción más interesante para ti.