Grapadoras manuales ¿Cómo elegir la mejor para mí?

Aunque somos unos enamorados de las grapadoras eléctricas, no podíamos olvidarnos de las grapadoras manuales. ¡Son las que lo empezaron todo! Son herramientas muy polivalentes que nos permiten grapar en todo tipo de superficies, ¡y no pueden faltar en una caja de herramientas en condiciones!

No importa si eres un tapicero profesional, un manitas del bricolaje o simplemente te encanta grapar folios de 100 en 100, si lo que quieres es una grapadora fácil de usar, económica y no tener que depender de una toma de corriente, entonces las grapadoras manuales son la mejor opción para ti.

Las mejores grapadoras manuales en relación calidad-precio:

¿Qué tipos de grapadoras manuales existen?

Antes de nada, te adelantamos que existe una gran variedad de grapadoras manuales, así que lo que vamos a intentar hacer aquí va a ser organizar un poco los conceptos para que puedas tener una idea más clara sobre lo que necesitas realmente.

Si estás buscando una grapadora manual, lo más probable es que quieras comprar alguna de estas dos:

  1. Grapadora para tapizar
  2. Grapadora para oficina

Aunque existen muchos otros tipos, estos son los más comunes cuando nos referimos a grapadoras que no son eléctricas o neumáticas. ¡Vamos a ver en qué consisten!

1. Grapadoras manuales para tapizar:

Se trata de grapadoras robustas que se caracterizan por tener una palanca que sobresale en su parte superior.

Su funcionamiento es bastante sencillo, ya que simplemente debemos apoyarlas sobre la superficie a grapar y colocar la boquilla por donde salen las grapas en el punto donde queramos realizar el grapado. Al apretar la palanca y acercarla hacia el cuerpo de la grapadora, el mecanismo clavará con fuerza la grapa sobre la superficie.

Como hemos dicho, este tipo de grapadoras se acostumbra a utilizar para tapizar, ya que tienen fuerza suficiente para clavar grapas cueros y telas gruesas sobre la madera. Este mismo tipo de grapadora manual es la que también se conoce como grapadora para madera o para cartón.

La mejor grapadora manual para tapizar:

Grapadora manual Tacwise Z1-53L: La reina de los tapizados
13,81€
1 Nuevo Desde 13,81€
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: mayo 22, 2020 7:59 am

2. Grapadoras manuales de oficina:

Estas grapadoras son, como su nombre indica, las que podemos encontrar en cualquier oficina. Las existen de todo tipo de formas y tamaños, aunque lo más importante aquí es la capacidad de grapado que tiene cada una. Será distinto el mecanismo y el tipo de grapa en función del número de hojas que la máquina sea capaz de grapar de una sola vez.

Las categorías más comunes son:

  • Grapadoras de bolsillo: Muy cómodas gracias a su reducido tamaño.
  • Grapadoras de sobremesa: Algo más grandes que las anteriores y pensadas para no moverse tanto: Las más famosas son las clásicas reconocibles por su brazo alargado y su pulsador con forma de “seta” o “casco”. Son elegantes y dan un toque sofisticado a cualquier despacho. Gracias a su mecanismo basado en una palanca, permiten grapar de forma firme volúmenes considerables de folios de una sola vez.
  • Grapadoras de tenaza: Reciben su nombre por su mecanismo, que tiene forma de tenaza. En lugar de apoyarlas sobre la mesa y pulsar la palanca, como ocurre en el resto de grapadora de oficina que hemos visto, en este caso debemos sujetar la grapadora con una mano y apretar como si fuera una tenaza. Lo bueno de este modelo es que es más portable que el resto y podemos colocarla en la posición que queramos para hacer mejor el gesto. Son reconocibles por su característica forma de ballena.
  • Grapadora de gran capacidad: Estas grapadoras han sido especialmente creadas para grapas grandes cantidades de folios. Son herramientas profesionales, capaces de grapar la ingente cantidad de 250 folios de una sola vez.

La mejor grapadora de bolsillo:

Grapadora manual de oficina AmazonBasics
6,39€
1 Nuevo Desde 6,39€
1 Usado Desde 6,17€
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: mayo 22, 2020 7:59 am

La mejor grapadora de sobremesa:

Grapadora manual estilo casco con pulsador
36,34€
11 Nuevo Desde 31,89€
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: mayo 22, 2020 7:59 am

La mejor grapadora de tenaza:

Grapadora metálica Rapesco
14,46€
12 Nuevo Desde 14,46€
1 Usado Desde 13,45€
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: mayo 22, 2020 7:59 am

La mejor grapadora de gran capacidad:

Grapadora Rapesco con capacidad para hasta 100 hojas
Última actualización: mayo 22, 2020 7:59 am

 

¿Qué otros usos se le pueden dar a una grapadora manual?

Existe una gran variedad de tipos de grapadoras, especialmente cuando nos referimos a grapadoras manuales. Existen desde modelos de grapadoras diseñados para grapar papel que permiten grapar muchos folios a la vez, hasta grapadoras específicas para grapar mallas o cajas de cartón sin apenas hacer fuerza.

Sin embargo, como hemos dicho antes las más comunes son las que se utilizan para madera, que son las que habitualmente usan los tapiceros para tapizar y restaurar muebles. Tampoco podemos olvidar las grapadoras para oficina, que son tal vez las primeras que te vengan a la mente cuando oyes a alguien hablar de una grapadora manual. En nuestra sección de grapadoras de oficina, que son específicas para grapar papel, encontrarás un listado con los mejores modelos del mercado en relación calidad-precio.

También hay otras grapadoras algo más específicas con las que podríamos desde grapar cables coaxiales hasta grapar embutidos. Al final, todo se reduce a la simple pero increíble función de unir una pieza a una superficie a través de una grapa que garantiza su sujeción. Siempre que tengamos posibilidad de unir dos piezas de esta forma habrá una grapadora dispuesta a satisfacer esta necesidad.

¿Qué necesito realmente? ¿Una manual o una eléctrica?

Depende. No siempre una grapadora eléctrica será la mejor opción, así como tampoco lo será siempre una manual. Cada una se adapta mejor al tipo de situación para la que ha sido diseñada. A continuación te hacemos un pequeño resumen para que puedas saber si una grapadora manual es una buena opción para ti:

  • Es ideal para realizar trabajos esporádicos, ya sea para un uso profesional como para bricolaje casero o aficionado. Si precisas de un uso continuado e intenso, es probable que te canses o te duela la mano de apretar la palanca, pero si no vas a darle un uso tan intensivo, una grapadora manual te irá la mar de bien.
  • Es un tipo de grapadora muy manejable y fácil de utilizar. Al controlar nosotros perfectamente la fuerza con la que vamos a grapar, podemos calibrar mucho mejor las grapadas y podemos grapar sobre superficies que de otra forma no podríamos. Además, vamos a poder colocar la grapadora prácticamente de cualquier forma, mientras que con una eléctrica o neumática, normalmente de mayor tamaño, sería más complicado.
  • Es fácil de llevar y no tienes que depender de una toma de corriente. Esta es una de las diferencias más claras entre una grapadora manual y una eléctrica. Los modelos manuales vamos a poder utilizarlos en cualquier lugar, por remoto y alejado de la civilización que sea. Aunque probablemente siempre vas a tener un enchufe cerca, no está mal pensar que podrías ir a cualquier lugar con tu grapadora 🙂
  • Es económica. Se trata de una herramienta bastante simple y que lleva muchísimos años en el mercado, de modo que hay competencia suficiente para que los precios estén muy ajustados. Además, al tratarse de un producto “manual” bastante limitado a nivel tecnológico, el precio se abarata mucho.
  • Es una herramienta robusta que no requiere mantenimiento y que, en caso de que haya algún problema, puedes fácilmente arreglar tú mismo.

¿Cómo funciona una grapadora?

Aunque el funcionamiento de una grapadora se basa en clavar una grapa a través de un material para sujetarlo a una superficie – como papel o madera en la mayoría de casos – existen varias formas de hacerlo:

  • Con una grapadora de palanca
  • Con una grapadora de tenaza

Las grapadoras de palanca pueden usarse sobre una base fija, como es el caso de las de oficina, donde tenemos la grapadoras apoyada sobre la mesa y lo único que hacemos es colocar los papeles bajo la boquilla y pulsar la palanca para proceder al grapado.

Sin embargo, también podemos encontrar grapadoras de tenaza, que no requieren apoyarse para usarse. Por ejemplo, las grapadoras para tapizar, que demandan una cierta portabilidad. En este caso, disponemos de un mango que nos permite agarrar la herramienta y colocarla donde queramos para realizar el grapado lo más preciso posible. En el momento de grapar, deberemos apretar el mango hasta juntarlo con el cuerpo de la herramienta. Las grapadoras de tenaza disponen de dos mangos o palancas, parecidas a las de una tenaza, que nos permiten grapar en cualquier posición. Es algo parecido al mecanismo que veíamos en las grapadoras de tapicero.

¿Qué precauciones debo tener en cuenta a la hora de usar mi grapadora?

Como hemos visto, utilizar una grapadora manual es bastante fácil y no tiene mucho misterio. De hecho, lo que más debe preocuparnos es la seguridad. Te resumimos a continuación los más importante para evitarte sustos:

  • El mango o palanca: Cuando apretemos la palanca de la grapadora debemos intentar tener los dedos bien agarrados a la máquina para evitar que podamos pellizcarnos al juntar el mango con el cuerpo de la herramienta. Es bastante común darnos algún susto por no vigilar bien donde ponemos los dedos.
  • El pico de la grapadora: El pico de la grapadora es el extremo metálico por el que salen las grapas y que debemos colocar sobre el lugar donde queramos grapar. Pues bien, debemos tener especial cuidado de colocar el pico en una zona que aguante bien la fuerza que haremos al apretar la palanca y no poner nunca debajo de dicho punto la mano ni cualquier otra parte del cuerpo. Un error habitual es intentar grapar sobre una madera delgada estando sentados, colocando la madera sobre nuestros muslos. Es muy probable que si se trata de una tablilla, la grapa traspase y podemos hacernos daño. Por eso, es importante colocarnos siempre sobre una base dura, como puede ser una mesa de trabajo en un taller o en cualquiera otra superficie dura y que no nos importe que pueda arañarse.

¿Cuáles son las mejores marcas de engrapadoras manuales?

Una de las mejores garantías de calidad que podemos tener a la hora de comprar una herramienta ha sido siempre, y sigue siendo, comprar a una marca de confianza y respetada por los profesionales del sector. Fijarnos en qué herramientas utilizan tapiceros, carpinteros y otros profesionales que trabajan con grapadoras en el día a día nos permite saber cuáles son realmente los modelos que mejores calidades ofrecen. Aquí no se trata de modas ni diseños, los profesionales que trabajan con estas herramientas cada día buscan dos cosas muy claras: calidad y durabilidad.

Dicho esto, ¿cuáles son las mejores marcas del mercado?. Pues a continuación te dejamos el listado con las mejor valoradas por nuestros expertos:

  • Tacwise
  • Bosch
  • Stanley
  • Rapid
  • Trixes
  • Rapesco
  • Mannesmann
  • Wolfcraft

¿Qué modelo me recomiendas comprar?

Son muchos los usuarios que nos preguntan acerca de las grapadoras manuales. Aunque se trata de un producto económico, quieren saber cuál es el mejor producto para acertar en su compra. Aunque nosotros no queremos condicionar la decisión del cliente, son tantas las consultas en este sentido que hemos considerado conveniente hacer una selección de las grapadoras que consideramos, en nuestra sesgada opinión, que las que aquí te proponemos son las que mejor cumplen con el principio de calidad-precio y que vemos que mejor rendimiento tienen.